Nosotros. Ellos.

Acto 14

El acero gira dos mil quinientas revoluciones por minuto
accionado por la furia ciega del motor: el gres chirria primero
grita después en un escalofrío polvoriento que asola pasillos
que escapa de pronto al tragaluz

www.poderna.com

2007-2011