Nosotros. Ellos.

Acto 23

Un tono
suspendido
del techo: bácilos
que se retuercen o
el brillo de cada
mañana sobre
las baldosas
del suelo.

www.poderna.com

2008