Nosotros. Ellos.

Acto 30

Una cierta
forma de dolor
aprieta el aire. Nadie
hoy ha querido morir.
Nadie. Todas las
líneas quisieron
acercarse.

www.poderna.com

2008-2011