Nosotros. Ellos.

Acto 39

Bien mirado,
no hay mirada o rodilla.
No son. Rodilla o piedra
no pertenecen. Mundo
sin mundo: hueso de
nadie.

www.poderna.com

2008-2009