Terror y pesadilla del caballo

Diálogo de la niña y el caballo

[Noche cerrada. A la orilla de un camino, la niña.
El caballo pasa, pasa y se detiene.]
CABALLO
Niña, tus manos blancas.
Niña, tus pies desnudos.
Te has perdido.
No hay luna que pueda llevarte.
¿De dónde vienes?
NIÑA De la ciudad.
CABALLO ¿Y adónde vas?
NIÑA Donde me lleve el camino.
CABALLO Sube a mi grupa. Yo te llevo.
NIÑA No, tengo miedo del suelo.
CABALLO
Cógete fuerte. No temas.
Yo, donde tú quieras.
NIÑA ¿De dónde sales, caballo?
CABALLO De la fronda.
NIÑA
No eres entonces capaz de subirme
a lo alto de aquellas nubes blancas.
Allí, allí es donde (en verdad) quiero yo ir.
CABALLO ¿Acaso no son bonitos los caballos?
NIÑA Los caballos son fuertes.
CABALLO ¿No son buenos los caballos?
NIÑA No subo (te digo).
CABALLO Dame un beso.
NIÑA ¿Y después?
CABALLO Otro.
NIÑA ¿Y la llanura?
CABALLO Para correr.
NIÑA ¡Nada, nada de besos!
CABALLO Nada de besos.
NIÑA ¿Y qué me dices del prado?
CABALLO Para pacer.
NIÑA ¿Nada de besos?
CABALLO
Sólo los que tú me des
y los que yo te robe.
NIÑA ¿Y después?
CABALLO Otro y otro y otro.
NIÑA ¿Y la ciudad?
CABALLO
Allí, tu cielo sin luna ni estrellas.
Allí, tus muros. Allí, las fachadas.
NIÑA
Pero, ¿y tu miríada trémula?
Tu miríada intranquila,
sin sosiego, ni descanso.
CABALLO
Mi pecho, niña, para la alegría de filos,
para el millar de hormigas hambrientas por las heridas diminutas.
Todo murmullo de sangre es mío. Todo exceso, mío.
Todo solaz, mi solaz.
NIÑA ¿Y después del otro último?
CABALLO Deja ahí tu mantilla. Cógete a mis crines.
NIÑA No, que hace mucho frío.
CABALLO Agárrate fuerte (digo).
[Galope furioso del caballo. Se pierde en la noche. Noche cerrada.]

www.poderna.com

2006-2010