Cantos moledanos

CANTO XXVIII

Un paraíso nuevo cada díaporque “Noticia de última hora: el esforzarse no da frutos a todos.” Y bajo las arcadas,tras las tapias, el Palo Bubónico contagiasobre todo a los jóvenes que temen, más que nadael sudor y la fiebre del trabajo sin sueldo.Ricolf y Gangalot asomados al bordedel carro, sus brazos como almohadas, sus ojos como piedrasen el camino.Gandolf lleva las riendas de la rabia de todos.Porque tan jóvenes y tan brillantesel mundo los espera para siempre.Han entendido el rostro del desahucio,la cara del despido a los cincuenta,las raíces tan gruesas del sofáy el vasto Tártaro del padre sintrabajo.Porque él tiene que asir la iniciativadel padre hundido,llevar el grano y asumir la deudade la familia,pero ya va mascando un tablero distintocon reglas de youtuber, cuesta abajo y sin frenos.